¿Lo tiro o no lo tiro?

Seguro que muchas de nosotras siempre tenemos la duda de cuándo se acaba el rímel, y nunca sabemos cuándo tirarlo y cambiar a otro nuevo. Yo soy, o era, una miembro de todo ese grupo, y os voy a contar cuáles son las pistas que te da el propio rímel para saber que hay que deshacerse de él y sustituirlo.
La primera en la que me fijo, es que el pincel ya no se desliza como antes. Llega un momento en el que ya no puedes peinar las pestañas con tanta facilidad y tienes que dar varias pasadas para conseguir el efecto deseado.
El resultado de las pestañas tampoco es ya el mismo, a partir de X tiempo, la máscara ya deja grumos y las pestañas de apelmazan.
Hay que tener en cuenta dos cosas:
La primera es que en la propia caja donde viene el rímel, te pone los meses de duración del mismo, y creo que ninguna pasa de 6 meses. Lo normal es que ponga 3. Yo la verdad es que no suelo hacer caso a esa indicación de caducidad en cremas, maquillaje ni nada de eso, a no ser que lleve mucho tiempo con el bote empezado y sin usarlo y luego quiera volver a hacerlo, entonces ya no lo uso.
Otra de las cosas con las que tengo cuidado es a la hora de sacar el cepillo del bote cuando voy a utilizarlo. Si lo hacemos de repente, entra aire al bote y entonces el rímel se seca antes. Por eso lo que hago es sacarlo haciendo movimientos redondos con el cepillo. Supongo que de esa manera también entra aire pero menos.
Bueno, hoy ha sido un post cortito pero espero que os haya aclarado un poco esta duda sobre el rímel que muchas de nosotras tenemos.
XOXO
Marta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...