Pasos 3 y 4. Polvos, Bronceador y Color.

Bueno chicas, seguimos a la carga con Bobbi... hoy tocan los pasos 3 y 4. Y diréis... eh!! y los pasos 1 y 2?? Bueno, pues los pasos 1 y 2 son el corrector y la base de maquillaje, y como ya lo expliqué en mi segundo post... ¡no lo voy a repetir! ¿no?.


Así que ahora, vamos allá con los pasos que hoy nos tocan...

Una vez que ya hemos aplicado la base de maquillaje, lo primero que hago es aplicarme unos polvos mineralizados. Estos polvos, no dan color a la piel y lo que hacen es absorver la grasa y hacer que no te salgan brillos. Se aplican en la zona T (frente, nariz, barbilla y pómulos)

Actualmente, estoy usando los polvos Mineralize de MAC.
Después ya aplicaríamos los polvos de sol para llegar a ese tonito bronceado que tanto nos gusta. A este tono, debemos llegar con la ayuda de los polvos de sol y no con la base de maquillaje, ¡recordarlo!. ¿Cómo se aplican?, bueno, pues para eso debéis preguntaros: ¿qué partes de nuestra cara se broncean más cuando nos da el sol? y la respuesta es: frente, nariz, barbilla y pómulos. Ahí es donde nos debemos aplicar los polvos de sol. Y siempre haciendo con la brocha el movimiento de arriba hacia abajo, porque el sol, nos broncea desde arriba.
Ahora mismo, los polvos que yo estoy utilizando diariamente son de Bobbi Brown, el tono medio. Pero esto, también depende de tu tono de piel, así que, preguntar.
Para aplicar ambos polvos, utilizo la brocha Bronzer, de Bobbi Brown. Esta brocha y los polvos de sol, fueron mi inversión del curso de maquillaje de la marca al que fuí el otro día. Y tengo que deciros, que es una maravilla de brocha, como todas las de Bobbi... Ya sabéis que para trabajar bien, hacen falta buenas herramientas, y aunque es una inversión un poco alta, merece la pena, y mucho.
El siguiente paso ya es el color, y para esto, yo uso un colorete de la misma marca... el tono Desert Pink exactamente. Pero tengo pendiente el probar unos de Nars... ya os contaré.



Para aplicarse el colorete, hay una fórmula infalible, y es: sonreír, sonreír y sonreír. Debemos marcar los pómulos y difuminar el color hacia atrás. Para ello, yo utilizo una brocha que compré en Sephora y tiene (si os fijáis en la foto) una forma un poco triangular, diría yo. Personalmente, a mí me gusta. Al tener esa forma, se adapta al pómulo y el resultado, es bueno.





Y esto es todo chicas, mañana seguiremos con los labios y los ojos!



XOXO
Marta

3 comentarios:

  1. Chicas!! que sepáis que me vuelven loca los espacios entre párrafo y párrafo y los que hay con las fotos. Este cacharro me hace lo que quiere!!! jejeje Por eso ningún post es exactamente igual a otro, pero vamos, que yo lo intento eh...
    Besitos**

    ResponderEliminar
  2. He puesto en el título BONCEADOR y no se ha dado cuenta nadie?!! jejeje :P

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...