Manicura y cuidado de manos

Bueno, después de esta semana tan ajetreada, ya vuelvo con nuevas cositas. ¡Menos mal que ya es fin de semana y podemos descansar!
Esta vez vamos a cambiar un poco, ¿no?, os voy a contar mi cuidado de manos.
Hace ya bastante tiempo que tengo una lucha con mis uñas... ¡se me abren continuamente!, ¿a vosotras no os pasa u os ha pasado?. Por supuesto, no se por qué. He tomado de todo, vitaminas específicas para uñas, multivitaminas... claro está que hace meses que no las llevo pintadas... ah! también he usado endurecedor pero sin resultado positivo alguno, ¡vaya lata!
Bueno, el caso es que al final, encontré la solución. Se trata de un esmalte de uñas que compré en la farmacia, de llama Betalfatrus. Es transparente, lo tienes que aplicar todas las noches y en 30 segundos, la uña ya lo ha absorvido. Por lo que solo necesitas perder un minuto para hacerlo. Yo he notado mucha diferencia, la uña se endurece muchísimo y ya, prácticamente, no se me abren.



A parte de este ungüento, otro consejo que os doy para este problema es llevar las uñas cortitas. Yo no las llevo al ras, les dejo un poco de largura y les doy forma cuadrada, que es la que a mi me gusta, con la lima, para llevarlas un poco más monas, ya que no las llevo pintadas... Pero en cuanto ya me he pasado de la medida límite, ¡a limar!. Y para eso utilizo una lima que compré en Sephora y me encanta. Es una lima que tiene cuatro caras, lima, pulidor, abrillantador... para mi es genial, y es muy cómoda.
Después de limar, utilizo unos palitos de naranjo para quitar los restos de debajo de las uñas. Son los palitos que utilizamos para las cutículas, que la verdad, para eso soy más vaga y lo hago de vez en cuando. Una vez que la uña ya está limpia, a veces utilizo un aceite de mango que compré en mi esteticien para uñas y cutículas. Cuando tienes las uñas tan frágiles, toda hidratación te parece poco... así que bueno, eso también lo uso de vez en cuando.

Para el tema del color, ya sabéis que no soy muy atrevida en ese aspecto, así que siempre me decanto por la manicura francesa o por colores nude, como son un rosita claro o un beige. El caso es llevar la uña natural y muy fina. Aunque la verdad, cuando veo las uñas de colores, no cualquier color, a otras chicas, ¡qué monas las veo!, pero para mí misma... como que no. Estos esmaletes no son míos pero sí los colores que suelo utilizar.


Y ya por último, os cuento mi hidratación. Todos, todos, todos los días, utilizo crema de manos. Hace años que empecé a hacerlo y si un día no lo hago, lo noto mucho. Por las mañanas, utilizo la crema de manos de Lactovit. No es nada grasienta y se absorve enseguida. Además, su olor no es muy furte. Y en el bolso, siempre llevo un botecito de Reverece de Bastien. Es una crema muy fina, nada grasienta y con muy buen olor. Ya sabéis que las cremas pastosas... no son lo mío.




Y bueno, sobre las manos, esto es todo lo que os puedo contar por ahora. Ya comenzamos con la temporada de playa, piscina, bodas... y hay que probar la manicura Shellac. Así que enseguida os contaré, y también sobre la marca OPI. Como véis, mi lista de deseos, es muuuuuy larga. Algún día os contaré las peripecias que hago para conseguir todos los productos que tengo, porque muchos de ellos no los venden en mi ciudad y bueno, tengo que ir haciendo encargos por ahí, comprando por internet... ¡aventuras!, je je. De momento, os digo que mis cremas de Shiseido me las trajeron de NY (esto fue más que nada por precio), la crema de manos Reverence se la encargo a una amiga que vive fuera... y así muchas cosas. ¡lo que hace la adicción! je je je.


XOXO


Marta

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...